Blogia
CARTAS A SEBASTIÁN PIÑERA

CARTA DE UNA PROFESORA

Autor: Marina. (profesora.luz@mail.com   )

Mi  respetado señor presidente que emoción al sentir que me dirijo a usted.

Soy una mujer quizás como tantas chilenas que caminan por nuestra patria desesperadas y ya  acabadas por algunas personas que se sienten poderosas o dioses  por  el hecho de ser jefes de alguna sección. soy una profesora de educación general básica, Licenciada en educación  muy tarde pude cumplir mi sueño de ser maestra recién a los  44 años con mucho orgullo y sacrificios pude cumplir el sueño de tener mi título universitario, pero sin embargo todo esa alegría de haber cumplido mi sueño  nuestro sistema  me lo ha destruido , ya que me ha costado mucho conseguir trabajo, aparentemente por mi edad ( 51 ) he vivido de reemplazos estos últimos años, pero este año 2010 ya no me han considerado para nada, me siento muy mal con todo esto, no encuentro trabajo como profesora, ni nada!

Exceptuando que en un nombrado hotel de mi ciudad me consideraron como mucama, pero  al solicitar mi Rut revisaron  mis deudas en DICON  y me dijeron que volviera a postular  cuando solucionara mis problemas económicos…

Señor presidente. Estoy consumiéndome de la tristeza al ver que las puertas se me cierran, mi familia  la componen  mi mamita, la cual tiene una afección a su corazón, mi hija la cual sufre de diabetes y síndrome de Reynold   y una nieta la  cual sufre de obesidad mórbida, mi familia es pequeña, pero con graves problemas de salud . Yo soy la jefa de hogar, quien mantiene nuestra casa, la que debe traer el pan día a día….

Como toda mujer chilena soy trabajadora y me las ingenio  vendiendo café y pan durante toda la  noche a las afuera de un consultorio también me ayudo limpiando los  autos que van llegando…muchas veces mientras realizo esta labor voy llorando ,no encuentro consuelo, me siento tan sola  y sabe lo que más me aniquila es cuando miro a mi familia y saber que les he fallado… y así voy enfrentando el nuevo día  me alcanza para comprar el pan y algo para el almuerzo, pero eso  no me  es suficiente…..

No sient o vergüenza, ni orgullo en pedirle que me ayude, se lo  pido por mi familia! Solo necesito un trabajo  para sostener mi casa, ya no quiero seguir viviendo de sobresaltos, de cobradores, del  fiados de almacén, de cortes de agua y  luz…

Gracias por leer mi carta.

Le deseo muchas bendiciones en su gobierno, que  Dios lo guie y el espíritu santo lo acompañe querido presidente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

hector -

Querida amiga no me conoces pero en algo te podria ayudar mi experiencia, me gustaria comverzar personalmente contigo si puedes ubicame aqui, pues soy testigo de los abusos de estos señores de la inspeccion del trabajo, pero una cosa te puedo asegurar no son ni lo seran dioses, dame alguna direccion en donde me pueda contacctar contigo, estare visitando la pagina
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres